5 hábitos para disfrutar del trabajo

Internet está lleno de listas de consejos para convertirnos en dioses de la productividad – pomodoros, ventanas abiertas en modo zen, metodologías GTD –, como si ser la máquina perfecta conllevase de forma inmediata disfrutar de a lo que día a día dedicamos 8 horas: el trabajo.

Sin embargo, me cuesta encontrar sitios donde se propongan consejos para conseguir convertir esa rutina en una especie de hobby con el que disfrutar mientras nos dedicamos a él.

Vamos allá.

Image for post
Image for post

Aprende a decir «no» a las horas extra

Con más razón si no son remuneradas. Un buen amigo mío solía decir:

Tu falta de planificación no es mi emergencia

Y convendrás conmigo en que no podía llevar más razón. Como dicen en inglés, «shit happens», o lo que es lo mismo, habrá catástrofes ante las que nos tocará arrimar el hombro. No hay problema. De ahí a convertirlo en hábito hay un gran trecho.

Dedicar horas extra por costumbre e imposición significa renunciar de pleno a tu vida personal y que los días se conviertan en una sucesión de imágenes tras la ventana. No te sorprendas si el mal humor aparece al poco tiempo.

Image for post
Image for post

Practica algún hobby

En relación directa con el punto anterior, disfruta de tu tiempo libre practicando algún hobby. El que sea. Como sea.

Hace ya 3 años que comencé a aprender a tocar la guitarra y te puedo asegurar que, el tiempo que habitualmente le dedico al volver a casa, me sirve para desconectar por completo de cualquier cosa que haya sucedido durante el día. Y eso es un lujo del que nadie debería prescindir.

Image for post
Image for post

Sube escaleras

O ve andando al trabajo. O en bici si tienes la oportunidad. Pero muévete.

Este es uno de los hábitos que cuando abandoné mi trabajo como freelance adopté de primeras. No os voy a hablar de todos los beneficios que conlleva un poco de ejercicio al día (así rápidamente se me ocurren buen humor y una mejora de la salud a todos los niveles)

Solo quiero que penséis el tiempo que pasamos sentados delante de una pantalla y lo poco que ejercitamos el cuerpo. El aforismo mens sana in corpore sano no surgió sólo para que algunos se lo tatuasen.

Image for post
Image for post

Involúcrate en el trabajo

Salvo que seas un ermitaño convencido creo que estarás de acuerdo conmigo en que, dado que vamos a pasar mucho tiempo rodeados de la misma gente, será mejor hacer de esa estancia algo agradable.

No cuesta nada preguntar qué tal al llegar, despedirse al salir, o aprovechar el momento del café para, en vez de revisar el móvil, charlar 5 minutos con el compañero que te has encontrado. Si nuestros padres lo hacían y conservaron a sus amigos/novia sin hablar con ellos en todo momento, no veo la razón para que nosotros no lo hagamos

Image for post
Image for post

Y disfruta

He dejado a propósito este punto para el final porque sin él, nada de lo anterior tiene sentido. Como decía Bukowski:

Encuentra lo que amas y deja que te mate

Si no estás a gusto dónde estás trabajando; cada minuto que pierdas allí es un minuto desperdiciado y que, como sospecharás, no volverá. Busca desde ya una empresa donde te apetezca estar y en la que sepas que te quedarías a medio plazo.

Y si tienes la suerte de haberla encontrado disfruta. Da tu mejor versión durante las 8 horas y aprovecha el resto del día para hacer algo tan sencillo como vivir.

¿Quieres recibir más artículos como este?

Si te ha gustado este artículo te animo a que te suscribas a la newsletter que envío cada domingo con publicaciones similares a esta y más contenido recomendado: 👇👇👇

Written by

Entre paseo y paseo con Simba desarrollo en Symfony y React

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store